miércoles, 25 de marzo de 2015

La historia del ratón Speedy, Parte II

A ver, donde me había quedado... Ah! Ya me acuerdo.
A los tres días de estar en casa, Speedy desapareció...
No estaba en su casita, alguien había dejado una pequeña rendija abierta y por ahí se había largado. O había sido él mismo quien la abrió? En ese momento pensamos que quizás le hubiera venido mejor el nombre de Houdini...
No sabéis que angustia. Cómo íbamos a decirle a los niños que nos habíamos vuelto a quedar sin mascota? Y lo peor de todo, dónde se había metido Speedy?
Esto ocurrió un domingo por la noche, los niños ya estaban acostados, así que ya os podéis imaginar que puse la cocina patas arriba, retiré muebles, nevera, lavavajillas, incluso miramos dentro de la lavadora por si se había metido ahí... Pero no tuvimos éxito ninguno.


Nos sentimos los peores padres del mundo, ya no sabíamos que hacer. Eran las 3 de la madrugada y decidimos poner en marcha un plan, "Operación cambiazo". Al día siguiente iríamos a la tienda de mascotas y adoptaríamos otro ratón lo mas parecido a Speddy.

Y así fue como a la mañana siguiente los niños se fueron al colegio pensando que Speedy dormía plácidamente en su casita.
Como podéis imaginar yo seguí moviendo muebles de toda la casa. Iba habitación por habitación retirando muebles, abriendo puertas, mirando en todos los rincones, hasta quitamos la alfombra del salón, vamos, como cuando hay que hacer mudanza, pues igual. 
Pero Speedy no aparecía y yo no dormía pensando que cada noche me lo iba a encontrar en la cama.
La "operación cambiazo" salió según lo planeado, los niños no notaron el cambio, pero a los dos días de empezaron a decirme que Speedy tenia algo en la oreja y que antes no lo tenía. Ay! Estarían a punto de pillarnos?

Al tercer día de la desaparición, ya nos habíamos rendido después de poner la casa patas arriba y no encontrar ni rastro. Por lo que llegamos a la conclusión de que había escapado por un hueco que hay en el tendedero, y que seguro que estaba en la calle.

Pero de repente, tras acostar a los niños y sentarnos en el sofá...


Continuará.

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Ni que lo digas, y ahora viene lo mejor de la historia!!!
      Proximamente en sus pantallas! jajajajajajaja

      Eliminar